Las grandes marcas como Samsung marcan constantemente la diferencia cuando hablamos de tecnología.

Smartphones como el Samsung Galaxy Nexus, con su sistema operativo Ice Cream Sandwich, llevan la tecnología del gadget y las novedades del Android 4.0 a la máxima usabilidad y versatilidad para cualquier tipo de usuario.

El Samsung Galaxy Nexus se presenta con una gran pantalla curva en Alta Definición de 4.65”, modelo Super AMOLED HD, a una resolución de 1280px. X 720px. Su estructura es de metal pulido, y es un único modelo con 16 Gb de memoria interna, que se puede ampliar con una tarjeta microSD (eso sí la batería, como en todos los teléfonos de este tipo, se acaba rápidamente). Su procesador, Dual-Core 1.2GHz, su cámara de 5 Megapíxeles sin retraso de disparo, con 1080p en vídeo y con captura de fotos panorámicas, la posibilidad de acceder a Internet por Wi-Fi, GPS incorporado, Barómetro, NFC, HSPA+ o LTE según versión, y su sistema de escritura por voz para mensajes y e-mails, son algunas características que ponen al Samsung Galaxy Nexus y al Android 4.0 entre los gadgets más golosos del mercado. Como pijada decir que consta de reconocimiento facial para utilizar el aparato, una aplicación futurista que atraerá sobre todo a los más curiosos.

Incorporar el sistema “Ice Cream Sandwich” de Android ha sido todo un acierto, ya que es el que ofrece mayor versatilidad funcional, y junto con el Samsung Galaxy Nexus añade facilidad de uso, lo que puede hacer temblar a Apple. Además, Android es el que ofrece más opciones para compartir en redes sociales, útil si somos fieles usuarios de las mismas.

También, es el mejor para conectarse con los ordenadores portátiles. Cuenta además, con la función de conectividad NF por proximidad, lo que permitirá utilizar el móvil como medio de identificación y pago en los comercios equipados para ello. Si bien en calidad fotográfica, le ganan el iPhone y el Lumia. Bueno, todo es seguir trabajando,… ¿no?